• Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Vimeo
  • RSS

Our blog

Fortuna Vomitiva

VISIÓN PERIFÉRICA por Joaquín S. Torné.

EL CONSEJERO de  Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, siempre ha sido muy claro y muy directo en sus respuestas a los periodistas. Sin pelos en la lengua para abordar todos los asuntos relacionados con el Ejecutivo regional, el pasado jueves demostró que tampoco los tiene para referirse a cuestiones de mayor calado mediático. Tildó de escandalosa y vomitiva la fortuna que ha amasado Luis Bárcenas, además de llamarle presunto delincuente y defender la honradez del presidente del gobierno, Mariano Rajoy. No llama la atención el ataque a Bárcenas ni la defensa de Rajoy, extensiva intrínsecamente al PP de Génova 13, lo que realmente sorprende es la forma, la dureza. De Santiago-Juárez puso ayer sobre el tapete la sensación que viven miles de militantes del PP, es decir la rabia de ver que la codicia de Bárcenas (y algunos más que andan de juzgado en juzgado) emponzoña la tarea de centenares de políticos, de todos los colores, que se dejan la piel trabajando por sus pueblos. No es de extrañar, por tanto, que el consejero hablara de vómitos al mismo tiempo que explicaba el decreto que va a permitir que muchas entidades locales menores puedan aprobar sus cuentas y evitar la desaparición. Lo peor de Bárcenas no es que haya amasado una fortuna de manera poco clara y vomitiva, lo peor es que ese tipo de conductas perjudica la imagen de todo el país. Aún debe ser pronto para decir, de verdad,  si España está camino de la recuperación económica sencillamente vive el espejismo de la estación veraniega con el turismo por bandera, beneficiada además por la inestabilidad de los países árabes, pero desde luego no es que no sea bueno abrir telediarios a todas horas con la cara de Bárcenas, es que es muy, pero que muy malo. Los europeos están que se echan las manos a la cabeza y les parece que hemos caído en un esperpento como el italiano con los juicios a Berlusconi. Acabaremos pagándolo y eso ocurre porque esta España es incapaz de resolver los problemas cuando aparecen. La justicia es lenta y la reacción política caracoliana, si se permite la expresión. Y así nos va. La corrupción política es un mal intrínseco de la Democracia, pero no de la española sino de todas. No fue un español, sino un francés, y del siglo XIX, quien dijo ‘Cherchezl’argent o cherchez la femme’ para explicar conductas sospechosas. Lo que hay que hacer es acabar con la corrupción rápido cuando aparece y no eternizarse dando vueltas al vómito, porque cuantas más vueltas, peor es el olor.

Login

Please login using your credentials recived by email when you register.

I forgot my password | Resend activation e-mail

×