• Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Vimeo
  • RSS

Our blog

Edificante, pero poco.

VISIÓN PERIFÉRICA por Joaquin S. Torné.  EL DEBATE del Estado de la Región difícilmente arroja luces sobre el verdadero estado de la región, pero al menos ayuda bastante a pulsar el ritmo con el que se mueven los dos grandes partidos en Castilla y León. El de este año no ha sido muy diferente de otros, pero sí distinto al del pasado año en el que el tono parlamentario estuvo muy por encima de este 2013. Lo malo es que, pese a los esfuerzos editoriales realizados por todos los medios de comunicación, la sensación que subyace es que a los ciudadanos les ha importado un pepino. Juan Vicente Herrera y Oscar López, líderes del PP y PSOE, mantuvieron un tono plano en sus primeras intervenciones y algo más elevado en las réplicas, pero sin excesivos alardes. De tal modo que sólo la aventura del socialista de citar uno por uno nueve casos de personas “maltratadas” por los recortes y las penurias de la crisis, un caso por cada provincia, resolvió un poco el guión establecido porque a la demagogia del socialista respondió el popular con otro poco de demagogia al decirle que le diera el listado de nombres para conocer el problema de cada cual. En fin, una carga de profundidad del PSOE que se quedó en nada porque todo el mundo es consciente de que la crisis se ha llevado demasiadas cosas por delante, y nueve casos son apenas unas gotas en el mar. Ahí estuvo hábil López al recordar que detrás de cada uno hay otros cuantos cientos, pero no se dio cuenta de que las culpas de la crisis la tienen al alimón los que gobiernan hoy y los que gobernaron antes, es decir tanto el PP como el PSOE. Sin embargo, como es importante ser optimista hay algo que resultó edificante, aunque sólo sea un poco. Los dos partidos mayoritarios lograron ponerse de acuerdo en algo, en parte en la futura Ordenación del Territorio y en nuevo panorama de las urgencias médicas. ¿Será esto el comienzo de una bonita amistad? A uno, el asunto le recuerda a Bogart paseando junto al comisario de Casablanca anunciando un amigable futuro. Si no fuera porque las promesas de amistad duradera tienen siempre fecha de caducidad podría pensarse que por una vez, y sin que sirva de precedente, el PP y el PSOE se van a poner a resolver los problemas de los ciudadanos antes de resolver los suyos propios. Pero claro, llegará el verano y el calor reblandecerá las neuronas y Dios sabe que ocurrirá con los acuerdos.

Login

Please login using your credentials recived by email when you register.

I forgot my password | Resend activation e-mail

×