El Consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio Saéz Aguado, defiende el plan de reordenación de Atención Primaria y la gestión pública, pero ve un problema en que «las cosas funcionan con mucha rigidez e inmovilismo, porque hay que negociar todo con los sindicatos»
«Cuando el PSOE conoce el plan de Primaria lo entiende; otra cosa son las declaraciones»
 
«Estudiamos devolver el copago vía subvención»
 
«No prescindimos de nadie por trabajar poco; es una hipoteca de lo público» «Tampoco hemos sido capaces de incentivar a los mejores; nada debe hipotecar la gestión»